¿Innovar o Renovar?

¿Innovar o Renovar?

Por Vitor Bauab –  Presidente del Grupo BBG Brasil


La importancia de la innovación en las organizaciones es un tema cada vez más frecuente en el ambiente corporativo. Principalmente hoy en día, innovar es fundamental para el desarrollo y la longevidad de las empresas e, inclusive, para nuestra vida personal. Lo que ocurre la mayoría de las veces es la práctica equivocada de la innovación y el momento en que esta se incorpora a la rutina empresarial.

¡Muchos confunden Innovar con Renovar! Eso mismo, son situaciones distintas en que es necesario cautela para elegir cuál de los caminos seguir.

Veamos, con la intención de innovar, algunos líderes cambian radicalmente el negocio de la empresa, por ejemplo. Muchos se alejan de la esencia de la organización, alteran los conceptos, valores y misiones empresariales en el intento de traer algo «fuera de la caja». Pero, ¿sería ese el camino y el momento?

Me cuestiono si no es hora de renovar. ¿Sería posible? La renovación es una acción obligatoria y practicada con frecuencia, a veces, resultado de una innovación. En la toma de decisión por una idea estratégica, se necesita mucho trabajo para hacer que todo funcione. Al mismo tiempo, también se espera que las dificultades aparezcan en el camino. ¿Después de consolidada esa acción, sería el momento de innovar una vez más o de renovar los caminos?

En muchos buenos negocios, por un fracaso, debido a algún proceso, política o incluso estructura, se decide, nuevamente, por innovar. ¿Sería esta la mejor estrategia? ¿Qué tal renovar?

Tenemos que dejar de querer innovar todo el tiempo. Cuando pensamos en la importancia de la innovación en las empresas, es nítido que innovar es esencial para cualquier negocio, aún más en el escenario actual, con fuerte competencia.

Pero renovar es parte del proceso. E ignorar esta posibilidad puede ser crucial para cualquier innovación.

Pienso que necesitamos premisas básicas en el proceso de innovar y renovar, es decir, necesitamos una evaluación de los pilares de sustentación.

El cuestionamiento es una de las principales medidas: ¿Qué quiero innovar? ¿Para qué quiero innovar? ¡Si fuera difícil encontrar las respuestas, tal vez la solución sea renovar!

Tenga en cuenta que tenemos una esencia empresarial, así que no crea que innovar siempre es la mejor salida. El motivo de la innovación está, justamente, en la esencia del negocio.

¡Sí,  es posible innovar y renovar sus ideas!


Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no necesariamente reflejan la posición de WTM Latin America.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *