Breve historia de los influenciadores de viajes y lo que se viene después

Breve historia de los influenciadores de viajes y lo que se viene después

En los viejos tiempos, aproximadamente en 2014, un influenciador de viajes era un bloguero con un conjunto decente de números en su sitio web y redes sociales.

Tal bloguero estaba muy contento por ser considerado un influenciador, y aceptaba con gusto viajes gratis a lugares como Canadá, España y Austria, sobre los cuales escribiría y todos quedaban satisfechos.

Luego, algunos blogueros se dieron cuenta de que podrían cobrar por su tiempo y público. Algunos videoblogueros también lo hicieron.

“De acuerdo”, dijeron los destinos y las marcas. Pero, a cambio, queremos tal cantidad de contenido, la divulgación de este mensaje y, por otra parte, queremos que el contenido se difunda en sus canales, pero queremos ser dueños de él.

A esa altura, ya se había corrido la voz de que se podía cobrar por publicar en blogs, Twitter y Snapchat, entonces todo el mundo entró en la fiesta, lo que dejó a muchos blogueros y vblogueros consagrados más que decepcionados.

Decepcionados con: A) el mercado que estaba inundado de aficionados; B) las exigencias siempre crecientes de los clientes; C) el cambio constante de las reglas por parte de las plataformas sociales, lo que resultó en un menor compromiso; y D) la pérdida de estatus de creadores de proyectos y la transición a creadores de contenido.

Kash Bhattacharya, del blog Budget Traveller, escribió el mes pasado en Facebook: «Lamento lo aburrida que se ha vuelto toda la naturaleza del marketing de destinos y marcas. Existe una clara falta de disposición para arriesgarse y probar nuevas ideas».

Él no es el único con nostalgia de 2014. Pero las marcas han pasado de la cobertura general a enfocarse en nichos específicos, ya sean plataformas como Instagram, productos como video o un segmento particular del mercado consumidor.

Visit England, por ejemplo, se centra actualmente en la generación del milenio -la generación Y- y en jóvenes al final de la adolescencia o de 20 y pico años, que están pasando muchas menos vacaciones en su país de origen en los últimos años.

Su estrategia es trabajar con cinco blogueros que representan un estilo de vida -inclusive moda, gastronomía y viajes-, que se encaja en ese mercado: nada de contenido general allí, por ahora.

James Street, cofundador de Whalar -una agencia de marketing que trabaja con influenciadores-, confirma el distanciamiento del contenido general de viajes. «La forma como trabajan los influenciadores es cambiando constantemente«, dice.

“Solíamos decir que, si usted no tenía un público, no estábamos interesados. Ahora también estamos buscando buenos creadores de contenido”.

La mayor parte está en Instagram. Así que ahora Whalar estará, en general, receptiva a fotos geniales, o a creadores de videos sin público, que podremos ofrecer a las marcas que estén atrás de cierto mercado o tipo de viajero. En muchos sentidos, es el renacimiento del profesional de los medios.

Whalar no es la única agencia que revive antiguas habilidades y obviedades en marketing. Qubist, agencia digital de Brighton, también se ha alejado de la «vieja» escuela de influenciadores, según el director de Contenido, Mark Henshall.

“Hemos tenido éxito con influenciadores y microinfluenciadores, también hemos tenido resultados ambiguos, pero lo que ha sido constante a lo largo de los años es el poder, para las marcas, de los clientes y empleados defensores”, explica.

“Estos grupos defensores dentro del marketing de influenciadores replantean la idea de lo que puede ser la influencia, y -en este sentido, en realidad no es nada nuevo- es el marketing de boca en boca, posiblemente el tipo de marketing más antiguo que se conoce”.

¡Caramba! ¿¡Están sacudiéndole el polvo a los fotógrafos y al marketing de boca en boca!? ¿Qué pasó con el marketing de vanguardia de 2014 por las redes sociales? ¿¡Y qué viene después, volver a las cámaras Polaroid!?

¡Ah!… ya sé… La Polaroid (sí, aquella Polaroid) ya tiene cuatro nuevos drones con cámara

 

Autor

Steve Keenan, Travel Perspective.

Mas sobre el autor: http://new-wtm-news.bitnamiapp.com/en/author/steven/

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *